Rodilla del bracista ¿Cómo evitar esta dolorosa lesión?

Después del «Hombro de Nadador» La rodilla del bracista es una de las lesiones más comunes que enfrentan los nadadores.

Es conocida también como Rodilla de Braza y suele presentarse específicamente en la población de nadadores del estilo braza o pecho.

Nadadora estilo braza
Nadadora en estilo braza

La razón de porque esta lesión se presenta en este grupo específico es muy simple: La naturaleza de la patada de pecho.

Por ello en este artículo compartiremos información importante acerca de la rodilla de braza, cuándo ocurre y cómo prevenir esta lesión. También es importante que conozcas como proceder cuando descubres que estás lesionado.

Principales causas de la rodilla del bracista

Las principales causas de la lesión Rodilla de Braza son el uso excesivo y la carga generada durante la patada en esta modalidad específica de nado.

La patada de braza genera una alta carga durante la flexión-extensión, la aducción y la rotación externa repentinas de la rodilla contra el entorno hidrodinámico, lo que genera tensión en el compartimento medial.

Diagrama de lesión rodilla de bracista
Lesión Rodilla de Bracista

Esto, sumado al uso excesivo debido a la gran cantidad de repeticiones es lo que produce la lesión y genera el dolor en la zona de la rodilla.

Además, desde un punto de vista clínico, es importante observar la articulación de la cadera.

Ya que, se ha demostrado que la disminución de la rotación interna de la cadera y la extensión limitada de la cadera son factores causantes del dolor en la parte media de la rodilla.

Cómo resultado la rótula experimenta un movimiento anormal y provoca propiedades inflamatorias en la superficie inferior de la rótula o en los ligamentos circundantes.

Investigaciones y Estudios Clínicos

Debido a que la rodilla de braza es una de las dos lesiones más comunes en la natación, se han realizado varios estudios clínicos.

Uno de los Estudios más interesantes involucra a un grupo de 400 nadadores. Del estudio de este grupo se encontraron datos interesantes:

  • El 73% de los nadadores han experimentado dolor en las rodillas en algún momento.
  • 48% de los no brazadores (nadadores que nadan otros estilos) han experimentado dolor en sus rodillas.
  • Las tasas de lesiones se incrementaban a medida que avanzaba la edad y el tiempo de entrenamiento.
  • Las lesiones eran significativamente más probables entre los nadadores cuando la abducción de la cadera era inferior a 37 grados o superior a 42 grados.
Nadador estilo Pecho
Nadador estilo Pecho

De este estudio se concluyó que reducir el volumen específico de la braza y mejorar el ángulo de abducción de la cadera al comienzo de la patada de braza podría ayudar a reducir la tensión en la rodilla.

Síntomas de la Rodilla del Bracista

El síntoma único de una lesión de Rodilla de Braza es el dolor. Por ello es importante tomar con seriedad cualquier molestia que se desarrolle durante la práctica continua de la natación.

Los principales síntomas específicos son:

  • Dolor a la palpación en el lado medial (interno) de la rodilla
  • El punto doloroso suele coincidir con el tubérculo de los aductores y el ligamento colateral medial. El tubérculo de los aductores es es el punto de inserción de los músculos aductores en el fémur.
  • Práctica de la patada de piernas de braza dolorosa

¿Cómo prevenir la Rodilla de Braza?

Prevenir una lesión es mucho mejor que solucionarla. Por ello, si eres nadador, te compartimos algunas recomendaciones para prevenir la Rodilla de Braza

Trabajar la técnica

Una de las fuentes de lesiones en casi cualquier disciplina es la técnica incorrecta. En el caso de la natación esto no es una excepción

Para evitar una lesión de Rodilla de Bracista es importante conocer con detalle la forma adecuada de llevar a cabo la patada y la alineación del cuerpo bajo el agua.

Patada de Pecho etapa 1
Talones se tiran hacia los glúteos y los pies salen.

Patada de pecho etapa 2
Talones hacia atrás en forma circular
Patada de pecho etapa 3
Patada finaliza en posición estirada.

A continuación un video corto creado por Speedo que muestra la forma correcta de ejecutar esta técnica de nado.

Calentar adecuadamente

Los estudios han demostrado que la ausencia de calentamiento implica un mayor indice de lesiones.

El precalentamiento antes de nadar, o antes de realizar cualquier actividad física, es de suma importancia.

Estiramiento de piernas
Estiramiento para prevención de la lesión rodilla de braza

Quizás te sientas tentado a saltarte el calentamiento o acortarlo, para ahorrar tiempo y aprovechar mejor el entrenamiento, sin embargo, esto no es recomendable.

Es mejor tomar el tiempo y calentar. De esta forma tus articulaciones y músculos estarán mejor preparados para exigir de ellos el mejor rendimiento.

Combina la natación con los ejercicios de fuerza

Una de las principales razones por las que los nadadores pasan tiempo en el gimnasio no es solo para poder ejercer más potencia en la piscina, sino también para estabilizarse.

Su tiempo en el gimnasio los ayuda a fortalecerse y a evitar lesiones.

Los movimientos del peso corporal pueden ayudar a mejorar la musculatura que rodea la rodilla y la cadera

Consulta con tu instructor y profesional fitness para decidir cual es el programa más adecuado para fortalecer los músculos y beneficiar la práctica de la natación.

Trabajar estiramiento y movilidad

Para evitar lesiones en la natación es importante ser flexible y tener un buen grado de movilidad.

Estiramiento en el agua en natación
El estiramiento es importante para prevenir esta lesión

Adam Carter, fisioterapeuta de Star Physical Therapy que trabaja regularmente con nadadores en el Nashville Aquatic Club dice que “Los buenos ejercicios preventivos comienzan no con la rodilla sino con las caderas”.

También indica que el estiramiento de la ingle y el piriforme junto con los ejercicios de estabilidad de la cadera son clave para crear el equilibrio entre la fuerza y ​​la flexibilidad necesarios para mejorar la forma.

Realizar estiramientos adecuados y trabajar la movilidad, tanto fuera como dentro del agua, son claves para evitar lesiones.

Que hacer con una lesión de Rodilla del Bracista

Si eres nadador, especialmente de pecho o braza y te duele la rodilla, es importante que tomes cartas en el asunto.

No esperes a que el dolor empeore. Algunas veces pensamos que desaparecerá por si mismo, sin embargo, esto podría emperorar las cosas.

Hay tres cosas importantes que necesitas hacer si tienes sospechas de una lesión como esta:

Hable con su instructor o profesional

Una intervención temprana es la mejor decisión ante la sospecha de cualquier lesión. Esto es válido no solo para la Rodilla de braceador, sino para cualquier otra dolencia.

Es importante que comunique el dolor a su instructor o profesional que lo asesora.

Hablar y explicar el dolor le permitirá al profesional tomar decisiones al respecto y emitir recomendaciones que pueden evitar que la lesión se produzca.

“La buena comunicación y la intervención temprana son las mejores maneras de disminuir la incidencia de la rodilla en braza”

Reconocer el dolor bueno frente al dolor malo

Si eres atleta probablemente tratas de dar lo mejor y llevar tu cuerpo al limite.

Nadadora con dolor en la rodilla
Nadadora con dolor en la rodilla

Aunque el esfuezo y la dedicación son fundamentales en cualquier disciplina, es muy importante conocer nuestros límites.

Detenerse y descansar durantre el entrenamiento no es debilidad, es sabiduría.

Es importante que identifiques cuando estas llevando a tu cuerpo más allá del límite.

Es mejor tener un poco de humildad y reconocer nuestras limitaciones a que lesionarse y estar fuera por dos semanas.

Desarrolle un plan de acción

Si siente que esta desarrollando la lesión, quizas la salida más sencilla sería retirarse y aceptar la situación.

Sin embargo, es mucho mejor que enfrente la lesión con un plan de acción.

Consulte al profesional y desarrolle los ajustes necesarios para retornar a la normalidad.

El nadador, el entrenador y el fisioterapeuta deben trabajar mano a mano en un plan sistemático para regresar al entrenamiento a tiempo completo.

Fisioterapia para la Rodilla del Bracista

La Fisioterapia puede ayudar enormemente, no solo en los procesos de rehabilitación de una lesión de rodilla, sino en la prevención de esta dolencia.

En las primeras fases de esta lesión el nadador sentirá dolor al iniciar el nado. Cuando la lesión avanza el dolor se prolonga por el resto del entrenamiento.

Fisioterapia para rodilla
Fisioterapeuta atiende una lesión de rodilla de braza

Es importante abordar la lesión de Rodilla de Braza en sus estados iniciales, ya que de no hacerlo puede implicar que el nadador deba retirarse por un tiempo de sus entrenamientos.

Tratamientos Preventivos

La fisioterapia no necesariamente se hace presente una vez ocurrida la lesión. Es posible beneficiarse de la fisioterapia y del conocimiento para prevenir la rodilla de braza.

Los tratamientos preventivos

  • Perfeccionamiento de la técnica de nado.
  • Estiramientos previos al entrenamiento
  • Programa de ejercicios de potenciación lumbo-abdominal
  • Programa de tonificación de musculatura en miembro inferior
  • Detección precoz de la fatiga.
  • Crioterapia.

Tratamientos sintomáticos iniciales

La fisioterapia puede ayudar a tratar esta lesión en sus primeras etapas mediante diferentes tratamientos como:

  • Estiramientos.
  • Corrección de la técnica de nado.
  • Fisioterapia acuática
  • Vendaje neuromuscular
  • Tratamiento farmacológico con antiinflamatorios
  • Reposo activo.
  • Potenciación muscular.
  • Crioterapia.
  • Ultrasonidos.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS).

¿Cómo curar la rodilla de bracista?

Si eres nadador y estás padeciendo esta lesión, lo más importante es buscar ayuda profesional.

No importa si los síntomas son leves, pues en este caso se trata de las etapas iniciales y es un momento ideal para empezar el tratamiento.

Clínica Fixen en puebla, ofrece valoración y fisioterapia para este tipo de dolencias.

Escríbenos un mensaje y te orientaremos.

Si vives en Puebla, estamos muy cerca. Podemos agendar una cita para que uno de nuestros profesionales realice una evaluación.