¿Qué es y cómo se trata un esguince de tobillo?

A muchos de nosotros nos ha ocurrido. Quizás mientras caminábamos normalmente, practicábamos algún deporte o bajábamos por los escalones. El esguince de tobillo es una lesión que experimentan muchas personas, que puede presentarse de forma leve o en ocasiones con mayores complicaciones.

Esguince de tobillo ¿Qué es?

Si bien el término es muy utilizado ¿Qué es el esguince de tobillo? ¿Qué partes son las más afectadas y cómo?

El esguince de tobillo es una distensión, rotura parcial o total del ligamento.

Esguince de Tobillo

Los ligamentos son haces de tejido conectivo que conectan un hueso con otro hueso adyacente. El elemento básico de los ligamentos son las fibras de colágeno, estas fibras son muy fuertes, flexibles y resistentes para generar la estabilidad de dicha articulación.

¿Como se produce el esguince de tobillo?

Esta lesión surge por dos factores importantes: Mecanismo de lesión dinámico o mecánico.

El mecanismo de lesión dinámico está asociado a la marcha o durante la ejecución de algún deporte o actividad que requiera el movimiento de la articulación o varias de ellas.

como se produce un esguince de tobillo

Es un movimiento de inversión forzada del pie, lo que produce una lesión del ligamento por la tracción del movimiento y la distensión del tejido, en la cual podemos ver afectado uno o el complejo ligamentario.

Por otra parte, el mecanismo de lesión mecánico se refiere a un traumatismo o contusión directa. sobre la articulación que provoque una distensión del ligamento (Rivera et al., 2017). Por ejemplo, un golpe directo en un accidente o una caída.

El esguince de tobillo en el Deporte

Esta lesión representa el 38% del total de las lesiones del aparato locomotor. De hecho, las lesiones del tobillo representan un porcentaje importante en los principales deportes.

El esguince de tobillo ocupa entre el 40% y 50% de las lesiones en baloncesto, entre el 16% y 23% de las lesiones en futbol soccer y el 20% de las lesiones en atletismo.

Atletismo lesiones pie

Te puede interesar: ¿Qué es la fisioterapia deportiva?

En qué parte del tobillo ocurren más frecuentemente los esguinces

El 85% de los esguinces de tobillo corresponden con el ligamento lateral externo y dentro de él, el 70% de las lesiones se producen en la parte anterior del ligamento peroneoastragalino.

Solo el 5% de los esguinces de tobillo se sitúan en el ligamento deltoideo y el 10% en la sindesmosis (articulación tibioperonea inferior). (Mauntel et al., 2017; Roos et al., 2017)

Clasificación del esguince de tobillo

No todas las lesiones de tobillo son iguales. De hecho, se clasifican de acuerdo a la gravedad de la misma.

El esguince de tobillo se clasifica en 3 grados dependiendo de las características clínicas y de los hallazgos del examen físico, con lo cual se puede definir el tipo de manejo y el pronóstico.

Grados del esguince

Esguince de tobillo de grado 1

Es un tipo de lesión más leve. En el esguince de tobillo de 1°grado se presenta una distensión sin rotura de fibras o con rotura de menos del 5% de las fibras ligamentarias.

Este esguince es el resultado de la distensión de los ligamentos. La hinchazón es mínima y el paciente requiere un tiempo de recuperación para el esguince de tobillo de entre dos y tres semanas.

Síntomas principales del esguince de tobillo de 1° grado

Se caracteriza principalmente por el dolor. El paciente puede caminar y apoyar el pie.
El esguince de primer grado requiere un menor tiempo de recuperación.

Deportista con lesión de grado 2
Deportista sentado con lesión en el pie, sección del tobillo.

Esguince de tobillo de grado 2

En el caso del esguince de grado 2 se presenta una rotura parcial de los ligamentos, produciéndose una inflamación inmediata.

Por lo general, los pacientes con un esguince de tobillo de grado 2, precisan de un tiempo de recuperación de tres a seis semanas antes de volver a la actividad normal.

Síntomas principales del esguince de tobillo de 2° grado

Los principales síntomas en el caso de que la lesión sea de grado 2 son dolor, inflamación, equimosis e inestabilidad articular leve.

En este caso el paciente camina en posición antiálgica (de puntillas) o puede inhabilitarse la marcha si manifiesta mucho dolor.

Esguince de tobillo de grado 3

El esguince de tobillo de 3°grado es más complicado, pues implica una rotura total que puede afectar también a las zonas de inserción óseas.

El tiempo de recuperación de un esguince de tobillo de grado 3 suele ser superior a 8 semanas, sin embargo, a pesar de ser el más complicado, no siempre requiere cirugía.

Síntomas principales del esguince de tobillo de 3° grado

Los principales síntomas son dolor e inflamación evidentes y laxitud articular.
En ocasiones el dolor en un esguince de grado 3 puede no presentarse, debido a la rotura de las terminaciones nerviosas.

El paciente no es capaz de mover por si solo la articular ni apoyarla con carga y descarga de peso.
Es decir, no puede usar su pie del todo.

A continuación, una tabla comparativa de los diferentes grados de los esguinces. Se resume el tipo de lesión, los síntomas y la función que el paciente puede hacer.

¿Cómo se diagnostica un esguince de tobillo?

Cuando visitas al especialista, lo primero que te preguntará es por tu historia clínica. Es importante que puedas proporcionar todos los datos necesarios, especialmente si tienes comorbilidades que pudieran favorecer los sucesos recurrentes de esguinces, como por ejemplo la hiperlaxitud.

Especialista realiza una prueba de cajón
Fisioterapeuta realiza prueba a lesión en el pie

El especialista verificará el estado de la piel, posición anatómica de la extremidad, para detectar un proceso inflamatorio y equimosis.

También será necesaria la palpación para saber si hay un aumento de la temperatura local y posiblemente tomará la medida de la circunferencia del pie para compararlo con la extremidad “sana”.

Pruebas físicas y específicas de diagnóstico

Existen pruebas importantes que el especialista puede realizar en el pie para determinar el grado de la lesión, por ejemplo:

Prueba de cajón anterior

Esta prueba valora el grado de inestabilidad de la articulación, generando una tracción en la articulación del tobillo.

En este video se muestra la realización de esta prueba.

Prueba de inversión forzada

Para valorar el estado de la sindesmosis se emplea el clunk test haciendo rotar el pie al externo y al interno en una posición neutra sin eversión o inversión, que despierta dolor en la sindesmosis.

La sindesmosis es una articulación de tipo fibroso, donde ambos huesos, tibia y peroné están unidos por una lámina de tejido fibroso

En otras palabras, en esta prueba, el especialista someterá el pie a ciertos movimientos de rotación específicos para determinar si se produce dolor en esta articulación.

Otras pruebas para el diagnóstico del esguince de tobillo

Resonancia Magnética:

Este estudio emplea ondas de radio y un fuerte campo magnético para producir imágenes tridimensionales o transversales detalladas de las estructuras internas blandas del tobillo, como los ligamentos.

Mediante este estudio el especialista puede visualizar con mayor precisión la estructura interna de las articulaciones.

• Ecografía: Una ecografía utiliza ondas de sonido para crear imágenes en tiempo real. Estas imágenes favorecen a la evaluación del estado del ligamento afectado.

Esguince de tobillo, radiografía. Diagnóstico Diferencial.

La radiografía es un elemento necesario en el abordaje diagnóstico del esguince de tobillo, ya que permite diferenciar un esguince de tobillo de otras condiciones que pueden presentar síntomas similares, por ejemplo:

Radiografia para diagnostico fisioterapia
  • Fracturas maleolares
  • Luxaciones de la articulación tibio talar o subtalar
  • Fracturas condrales del domo talar
  • Procesos artrósicos articulares.
  • Desgarres musculares
  • Ruptura de tendón

Tratamiento del esguince de tobillo

Según el grado de la lesión así será el tiempo de recuperación. El tratamiento convencional de los esguinces de tobillo involucra algún fármaco, reposo y supervisión de un especialista fisioterapeuta.

Como mencionamos anteriormente, algunos esguinces de mayor gravedad podrían requerir intervención quirúrgica, pero la verdad es que la mayoría se recupera con el tiempo.

Tratamiento farmacológico del esguince de tobillo

En realidad, lo recomendable es que no se tome ningún tipo de medicamento antiinflamatorio ya que está demostrado científicamente que produce que el proceso de curación del tejido afectado sea más lento.

Sin embargo, en cuanto a la terapia farmacológica para el esguince de tobillo, se pueden utilizar AINES orales.

Los AINES más utilizados para tratar esta dolencia son el diclofenaco, ibuprofeno, piroxicam, nimesulida, naproxeno.

Los efectos adversos de los AINES son los conocidos. Pueden producir lesión gástrica, antiagregación plaquetaria y riesgo de sangrado.

Los efectos esperados al utilizar fármacos para tratar los esguinces de tobillo son disminución del dolor, disminución del edema y retorno rápido a actividades.

También es común la administración de tópicos, como el Diclofenaco en gel o voltaren. Estos permiten disminuir la equimosis y la sintomatología de la lesión.

Sin embargo, antes de tomar cualquier fármaco, es recomendable consultar al especialista, quien te indicará si es o no necesario y en qué cantidades hacerlo para que te ayuden en el proceso.

Otro aspecto que es muy recomendable es la inmovilización en las primeras horas de la lesión. (Antonio & Casas, 2015).

Si te ocurre un esguince no es buena idea intentar caminar o sobrecargar el pie. Mantenlo inmóvil, aplica hielo y visita un especialista.

Tratamiento de un esguince de tobillo de grado 3

Los esguinces de tercer grado requieren una atención médica especializada de un ortopedista ya que son lesiones que en ocasiones requieren una intervención quirúrgica, según sea el daño de dicha estructura.

Si no estás seguro del grado de la lesión, te recomendamos visitar a un especialista para que te realicen una valoración. Siempre es importante recibir el tratamiento adecuado.

Fisioterapia para esguince de tobillo

El fisioterapeuta es el profesional que te puede ayudar durante el proceso de recuperación de un esguince de tobillo.

La mayoría de los profesionales utilizarán una técnica, conocida como PEACE & LOVE donde cada una de las letras hace alusión a un procedimiento especifico e importante, veamos:

(P) PROTEGER la estructura afectada.

Lo primero es reducir el estrés que causa el dolor. El especialista también disminuirá la carga ejercida sobre la extremidad lesionada o incluso limitará el movimiento del músculo afectado. (Cruz-Díaz et al., 2015)

(E) ELEVACIÓN de la pierna.

Es importante elevar la pierna a una altura mayor que la del corazón. Esto ayudará a minimizar el estancamiento de los fluidos distales.

Elevación del tobillo
Para una mejor circulación mantener el pie elevado, del lado donde hubo esguince de tobillo.

(A) ANTIINFLAMATORIOS evitarlos.

Es importante evitar tomar antiinflamatorios como el Ibuprofeno, el Voltaren o el Naproxeno en venta libre o con prescripción.

Los antiinflamatorios ralentizan la velocidad de curación tisular y no son recomendados en estos casos.

(C) COMPRESIÓN de la lesión

El especialista buscará comprimir la lesión, con el fin de reducir la inflamación generada por la lesión.
Esto se realiza normalmente con una venda elástica alrededor de la lesión. Es importante que no quede demasiado apretada.

Compresión de la lesión

(E) EDUCAR sobre el proceso de recuperación.

La educación del paciente es vital para lograr un buen proceso de recuperación.

El especialista te instruirá sobre la prudencia que deberás mostrar con respecto a la sobre medicalización y el proceso fisiológico de curación por la cual cursa tu lesión.

Educando para recuperación
Para tener una buena racha de cuidados, el fisioterapeuta deberá dar algunas indicaciones.

(L) CARGA PROGRESIVA para volver a la normalidad

Con el fin de incentivar el retorno progresivo a las actividades normales, el fisioterapeuta iniciará la carga progresiva en la lesión.

Esto es muy importante pues favorece la curación a la vez que estimula los tejidos afectados.

Sin embargo, es muy importante no abusar y tener la precaución de evitar que se intensifique el dolor y la inflamación. Esto se logra cuantificando adecuadamente el estrés mecánico.

El cerebro también juega un rol importante en la curación de un esguince de tobillo y otras lesiones, porque genera un mecanismo de feedback en la articulación lo que estimula los mecanorreceptores para que restaure la función de estas terminaciones nerviosas (Miklovic et al., 2018)

(O) OPTIMISTA con un buen estado de ánimo.

La actitud y el estado de ánimo en cualquier proceso de recuperación son fundamentales. El especialista fomentará el estado de ánimo bueno, ya que influencia directamente la percepción del dolor y la velocidad de recuperación.

Optimista con el prójimo
Para una buena recuperación es necesario el apoyo emocional de los que nos rodean. Aumentando la probabilidad de animo y mejora.

Esto disminuye también el riesgo de que la lesión se vuelva crónica.

(V) VASCULARIZACIÓN para facilitar el riego sanguíneo.

La vascularización se suele trabajar a partir del tercer día.

Es en este punto es donde el especialista recomendará empezar con una actividad cardiovascular con el fin de facilitar el riego sanguíneo.

La actividad cardiovascular al mismo tiempo facilitará el drenado del tejido afectado por el esguince de tobillo.

Optimizar los mecanismos de curación significa también que hay que respetar el proceso natural, y por consecuencia optar por un abordaje activo.

(E) EJERCICIOS adecuados para el paciente

Existen ejercicios de fisioterapia para esguince de tobillo que el especialista te mostrará, ejemplo:

Ejercicios de estiramientos

Te permitirán ganar amplitud de movimiento articular, es decir, que te ayudarán a mover cada vez más la articulación.

Ejercicios de fortalecimiento

Que te permitirán ganar fuerza muscular en la zona afectada por el esguince de tobillo. Estos ejercicios te ayudarán a fortalecer los músculos.

Ejercicios de equilibrio

Que te ayudarán a mejorar la propiocepción articular y del complejo ligamentario dañado. La propiocepción es la capacidad que tiene nuestro cerebro de saber la posición exacta de todas las partes de nuestro cuerpo en cada momento.

Los ejercicios de fisioterapia para el esguince de tobillo te ayudarán el proceso de recuperación.

La rehabilitación de un esguince de tobillo requiere fisioterapia y ejercicios adecuados, para asegurarnos de un retorno óptimo a la normalidad, en sus actividades de la vida diaria sin ninguna secuela (Shawen et al., 2016)

Sesiones de fisioterapia necesarias

Quizás te preguntes, ¿Cuántas sesiones de fisioterapia para un esguince de tobillo son necesarias?

Pues bien, esto depende como mencionamos anteriormente del grado de la lesión, de la complejidad y de la determinación del paciente durante el proceso de curación.

Sesiones de fisioterapia esguince de tobillo

Cuando el paciente sigue al pie de la letra los consejos del fisioterapeuta especialista la recuperación suele ser mucho más rápida y en menos sesiones.

Esguince de tobillo, Complicaciones

La complicación más frecuente en un esguince de tobillo es la repetición de la lesión por perdida de la propiocepción. Esta sucede entre un 3% a 34% de los casos.

También pueden producirse otras lesiones asociadas como lesión vascular de la arteria tibial anterior y posterior, fractura osteocondral del domo talar, artritis postraumática, sinovitis y cuerpos libres intraarticulares.

Fisioterapia de esguince de tobillo en Puebla, México

Si tienes un esguince de tobillo y vives en Puebla puedes visitar nuestra Clínica. Estamos ubicados en el Municipio de Cholula. Tenemos profesionales fisioterapeutas calificados que podrán evaluarte.

El esguince de tobillo es una lesión bastante común, que es altamente recomendable consultar con un fisioterapeuta.

Mira también: Buscas un fisioterapeuta en Puebla ¿ Cómo elegir el mejor ?

Resumen, Esguince de tobillo

La lesión se produce en forma dinámica, mientras realizamos algún ejercicio o actividad, o mecánica, producto de un golpe o accidente.

El esguince de tobillo se clasifica en 3 grados según la gravedad. Cada grado presenta sintomas específicos y algunos comunes.

El especialista realizará varias pruebas físicas y mecánicas para determinar el grado de tu lesión, así como algunos estudios más específicos como resonancias o radiografías.

La Fisioterapia es altamente recomendada para recuperarse adecuadamente. El fisioterapeuta profesional realizará posiblemente aplicará una técnica, conocida como PEACE & LOVE donde cada letra hace alusión a un proceso específico dentro del ciclo de recuperación.

Los ejercicios de Fisioterapia te ayudarán a recuperarte mejor, pero es importante que sean preescritos y supervisados por el profesional.

¿Tienes preguntas?

Ya sea que estás luchando con un esguince de tobillo, conoces a alguien que ha sufrido esta lesión o simplemente quieres aprender más, por favor contáctanos.
Somos Clinica Fixen y nuestro propósito es mantenerte en movimiento.

Bibliografía

Antonio, J., & Casas, C. (2015). Abordaje del esguince de tobillo para el médico general. Revista de La Universidad Industrial de Santander. Salud, 47(1), 85–92.

Cruz-Díaz, D., Lomas Vega, R., Osuna-Pérez, M. C., Hita-Contreras, F., & Martínez-Amat, A. (2015). Effects of joint mobilization on chronic ankle instability: A randomized controlled trial. Disability and Rehabilitation, 37(7), 601–610. https://doi.org/10.3109/09638288.2014.935877

Doherty, C., Bleakley, C., Delahunt, E., & Holden, S. (2017). Treatment and prevention of acute and recurrent ankle sprain: An overview of systematic reviews with meta-analysis. British Journal of Sports Medicine, 51(2), 113–125. https://doi.org/10.1136/bjsports-2016-096178

Mauntel, T. C., Wikstrom, E. A., Roos, K. G., Djoko, A., Dompier, T. P., & Kerr, Z. Y. (2017). The Epidemiology of High Ankle Sprains in National Collegiate Athletic Association Sports. American Journal of Sports Medicine, 45(9), 2156–2163. https://doi.org/10.1177/0363546517701428

Miklovic, T. M., Donovan, L., Protzuk, O. A., Kang, M. S., & Feger, M. A. (2018). Acute lateral ankle sprain to chronic ankle instability: a pathway of dysfunction. Physician and Sportsmedicine, 46(1), 116–122. https://doi.org/10.1080/00913847.2018.1409604

Rivera, M. J., Winkelmann, Z. K., Powden, C. J., & Games, K. E. (2017). nl in e F irs e F. 52(11), 0–2. https://doi.org/10.1155/2015/842804.4.
Roos, K. G., Kerr, Z. Y., Mauntel, T. C., Djoko, A., Dompier, T. P., & Wikstrom, E. A. (2017).

The Epidemiology of Lateral Ligament Complex Ankle Sprains in National Collegiate Athletic Association Sports. American Journal of Sports Medicine, 45(1), 201–209. https://doi.org/10.1177/0363546516660980

Shawen, S. B., Dworak, T., & Anderson, R. B. (2016). Return to Play Following Ankle Sprain and Lateral Ligament Reconstruction. Clinics in Sports Medicine, 35(4), 697–709. https://doi.org/10.1016/j.csm.2016.05.012

Vuurberg, G., Hoorntje, A., Wink, L. M., Van Der Doelen, B. F. W., Van Den Bekerom, M. P., Dekker, R., Van Dijk, C. N., Krips, R., Loogman, M. C. M., Ridderikhof, M. L., Smithuis, F. F., Stufkens, S. A. S., Verhagen, E. A. L. M., De Bie, R. A., & Kerkhoffs, G. M. M. J. (2018).

Diagnosis, treatment and prevention of ankle sprains: Update of an evidence-based clinical guideline. British Journal of Sports Medicine, 52(15), 956. https://doi.org/10.1136/bjsports-2017-098106