Lesiones en el ciclismo: Causas y tratamiento

Las lesiones en el ciclismo son bastante comunes y suelen surgir debido a la sobrecarga o la repetición de movimientos durante la práctica de este deporte.

Lesiones en el ciclismo
Las lesiones en el ciclismo se dan por la falta de conocimiento o una mala práctica de de las rutinas.

La práctica del ciclismo ha demostrado beneficios significativos para la salud, ya que contribuye al fortalecimiento del tono muscular, mejora la circulación sanguínea y fortalece el corazón.

Asimismo, este ejercicio resulta eficaz para la quema de grasas y la reducción de los niveles de colesterol.

Sin embargo, el ciclismo no se trata simplemente de tener fuerza, sino que requiere una óptima condición física y una postura corporal adecuada.

Por lo tanto, abordaremos las causas y lesiones en el ciclismo, exploraremos las medidas de prevención y analizaremos la importancia del apoyo fisioterapéutico.

Causas más comunes de lesiones en el ciclismo

  • La altura del sillín puede ocasionar molestias y una hiperextensión en la zona lumbar, especialmente cuando se encuentra demasiado elevado.
  • La posición del sillín demasiado retrasada provoca un aumento en la curvatura lumbosacra, generando tensión lumbar.
  • Una mala postura estática implica mantener el cuerpo en una posición prolongada que se aleja de la posición neutral.
  • Una mala condición física dificulta la capacidad de adaptación y aumenta el estrés en el cuerpo superan su capacidad
  • Un desequilibrio muscular puede ser resultado de una lesión previa no tratada adecuadamente, así como una incorrecta posición en la bicicleta.

¿Cuáles son las lesiones más comunes en el ciclismo?

Lesiones de cuello

Lesiones de cuello
La mala práctica de postura del cuello en el ciclismo resultará en dolores continuos.

La postura mantenida durante largos períodos de tiempo en el ciclismo puede afectar negativamente el cuello debido al peso de la cabeza.

La cabeza es muy pesada y cuando estás en una posición inclinada hacia adelante durante un largo período, los músculos del cuello deben trabajar continuamente para mantener la cabeza en esa posición.

Alinear la cabeza con la columna y apoyar todo esto en el manillar correctamente, a través de los brazos, es fundamental.

Dolor de hombro

Dolor de hombro
Los dolores de hombro son el resultado de una posición incorrecta que se suele da más en los principiantes.

Es frecuente que los ciclistas novatos tiendan a encoger los hombros debido a la tensión que experimentan.

Este tipo de postura al subir en bicicleta puede desencadenar no solo dolor en los hombros, sino también en el cuello e incluso provocar dolores de cabeza.

Es importante prestar atención a la posición de los brazos, evitando encoger los hombros, manteniendo la espalda alargada y mantenerse relajado, con los brazos ligeramente flexionados.

Lesiones de cuádriceps

Lesiones de cuadriceps
Los musculos del cuadriceps son los más fuertes en el cuerpo humano pero por una mala calibración a los componentes de la bicicleta puede forzarle y causar lesiones.

Los cuádriceps son los músculos fundamentales en la acción de pedalear, pero al mismo tiempo, son los más susceptibles a lesiones en el ciclismo.

Para evitar estos problemas es fundamental ajustar correctamente el sillín, las calas y la técnica de pedaleo.

Ya que una mala postura en la bicicleta puede causar dolor y lesiones en esta zona del cuerpo.

Dolores de muñeca

Dolores de muñeca
La mala postura de los brazos y muñecas, repercute en el entumecimiento de las manos por la compresión del nervio mediano.

El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía que se produce cuando el nervio mediano se comprime a medida que atraviesa el túnel del carpo en la muñeca.

Este nervio proporciona sensibilidad a los dedos pulgar, índice y medio. Inicialmente, su compresión se manifiesta como una sensación de hormigueo en los dedos afectados durante el ciclismo.

En situaciones más crónicas, los síntomas pueden persistir incluso fuera de la práctica del ciclismo.

Dolor en el tobillo

Dolor en el tobillo
Entre todas las partes del cuerpo, en el ciclismo, las piernas están sometidas a más esfuerzo.

Considerando los puntos de apoyo de nuestro cuerpo en la bicicleta, hay tres áreas que tienden a sufrir más daño.

Estos puntos son las manos, la cadera y los pies, ya que estos sostienen todo el peso una vez andando en la bicicleta.

Aunque, los pies están más comprometidos por varios motivos. Es así que tendremos que protegernos y usar complementos para evitar lesiones en el ciclismo.

Dolor en la planta del pie

Dolor planta del pie
A causa de la inflamación del nervio tibial posterior, se desencadena dolor y rigidez del pie.

El deportista puede sufrir lesiones en el ciclismo en su pie, tales como ampollas, juanetes y fascitis plantar.

No obstante, una de las lesiones que más se da es la neuritis del tibial posterior, esto sucede cuando el nervio tibial posterior se irrita o inflama.

Este fenómeno puede dar lugar a dolor en la parte inferior del pie y el tobillo, acompañado de rigidez y sensación de ardor.

Molestias en el gemelo

Molestia en el gemelo
La postura incorrecta y tiempo excesivo en la bicicleta, se logra un sobrecargo que repercute en los gemelos.

La mayoría de las veces, cuando experimentamos molestias en la bicicleta, estas suelen deberse a problemas de postura.

Además, al estar en la bicicleta por mucho tiempo con posiciones y pedaleos incorrectos se puede generar un sobrecargo, afectando directamente a los gemelos.

Si experimentas dolor en los gemelos mientras pedaleas, lo primero que debes hacer es disminuir la intensidad de tu pedaleo.

Siguiendo estos pasos, podrás aliviar parcialmente las molestias, pero no resolverás por completo el problema, deberás acudir a un Fisioterapeuta.

Dolor de Espalda

Dolor de espalda
Adoptar una postura adecuada y ajustes correctos de la bicicleta ayudará a evitar sobreesfuerzos en la columna.

El dolor de espalda se debe principalmente a la posición forzada que la columna vertebral asume en el andar.

Se da cuando la bicicleta no está adecuadamente ajustada a los parámetros antropométricos, como altura, peso y circunferencias corporales.

El simple acto de sentarse en la bicicleta y comenzar a pedalear aumenta inicialmente la tensión y la actividad muscular en la zona lumbar.

Llevando a alterar la posición de las vértebras de la espalda.

Posición adecuada del ciclismo
La postura incorrecta no se suele sentir si el pedaleo es corto, pero si se permanece por más tiempo una postura incorrecta resultaría en muchas molestias lumbares.

La mayoría de los atletas adoptan posturas que cambian la curvatura natural de la espalda, lo que conlleva a un aumento de la presión en la región lumbar.

Es así que en las actividades deportivas, se aplican técnicas para prevenir molestias y lesiones, y el ciclismo no es diferente en este aspecto.

¿Cómo prevenir lesiones en el ciclismo?

Estiramiento contra lesiones en el ciclismo
Si se quiere prevenir futuras lesiones en el ciclismo, se necesita tomar precauciones de entrenamiento antes de iniciar las rutinas.

Prevenir lesiones en el ciclismo es preferible a tener que tratarlas posteriormente. Por eso, es esencial utilizar todas las estrategias disponibles:

  • Hacer 15 minutos de estiramientos antes y después de cada sesión de entrenamiento es fundamental
  • Realizar un calentamiento adecuado al inicio de cada sesión de entrenamiento o competición.
  • Es esencial incorporar ejercicios de compensación fuera de la bicicleta.
  • Fortalecer los músculos, se logrará con entrenamiento para reducir posibles lesiones.
  • Los hábitos saludables son buenos, consigue una técnica de pedaleo eficiente.
  • Realizar un estudio biomecánico permite ajustar la bicicleta de manera personalizada, adaptándola a la anatomía de cada ciclista.

Tratamiento para lesiones en el ciclismo

Los tratamientos posibles para las lesiones en el ciclismo dependen del tipo y la gravedad de la lesión, pero pueden incluir:

Descanso y recuperación: En muchos casos, el descanso es esencial para permitir que los tejidos lesionados se curen. Esto puede requerir un período de tiempo variable según la lesión.

Fisioterapia: Un fisioterapeuta puede trabajar en la rehabilitación de lesiones, proporcionando ejercicios y técnicas para fortalecer y estabilizar los músculos y articulaciones afectados.

Medicación: En algunos casos, se pueden recetar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) para reducir la inflamación y el dolor.

Prevención: Una vez que la lesión se haya curado, es importante trabajar en la prevención. Esto puede incluir mejorar la técnica de ciclismo, fortalecer los músculos específicos y asegurarse de que la bicicleta esté correctamente configurada.

¿Cuándo utilizar frío o calor en una lesión?

El frío, cuando se aplica durante menos de 10 minutos, causa una vaso-constricción superficial que ayuda a limitar el aumento de la inflamación.

El calor, por otro lado, ocasiona una vasodilatación superficial, lo que aumenta el flujo sanguíneo en la zona afectada.

Esto, a su vez, mejora la eliminación de residuos y sustancias que provocan dolor, gracias al mayor flujo sanguíneo.

Pero si nos guiamos por cual es el más usado seria la aplicación de frío, por su efecto analgésico en las lesiones.

Fisioterapia para lesiones en el ciclismo

Como ciclista, es esencial buscar un fisioterapeuta especializado en fisioterapia deportiva como tu primera opción.

Uno de los errores comunes que cometen los ciclistas en su relación con los fisioterapeutas es pensar que solo deben enfocarse en el trabajo de las piernas.

En el ciclismo intervienen una variedad de músculos, por lo que es crucial prestar atención al control de la espalda, cervicales y otras áreas del cuerpo para prevenir lesiones.

Si necesitas una valoración sobre posibles lesiones en el ciclismo, te invito a contactarnos, en Clínica Fixen estamos especializados en la Fisioterapia deportiva.